Unable to create /cache/mod_novasfh/sfh_56.xml configuration file.
Click here for more information.
Please update your Flash Player to view content.
Catalán

Estudio de la Palabra

Es el estudio de Jesucristo en la Palabra de Dios. Este estudio nace del deseo y de la necesidad de conocer a Jesús para darlo a conocer. Nos hará hacer la experiencia que Jesucristo nos hace crecer en su Amor y avanzar en su seguimiento.
El fruto y eficacia del Estudio de Evangelio se recoge cuando se hace con una cierta continuidad y marcando un cierto itinerario de los aspectos de Jesús que queremos descubrir, estudiar, profundizar.

Ver anteriores

Propuesta de Lectio Divina personal (o en grupo)
XXXI Diomingo de tiempo Ordinario_Ciclo C LC 19,1-10

(A) ORACIÓN

ORACIÓN

Envía sobre nosotros, Señor, tu Espíritu Santo:
que disponga nuestro corazón para escuchar tu Palabra;
que nos conceda encontrarte en ella;
y que haga que esta Palabra se convierta en vida en nuestras personas.

(B) PASOS PARA LA MEDITACIÓN

1. LEE...

¿Qué dice el texto?

Atiende a todos los detalles posibles. Imagina la escena. Destaca todos los elementos que llaman la atención o te son muy significativos. Disfruta de la lectura atenta. Toma nota de todo lo que adviertas. Para la comprensión del texto te pueden servir los comentarios que te ofrecemos a continuación.

Texto (LC 19,1-10)

En aquel tiempo, Jesús entró en Jericó e iba atravesando la ciudad. En esto, un hombre llamado Zaqueo, jefe de publicanos y rico, trataba de ver quién era Jesús, pero no lo lograba a causa del gentío, porque era pequeño de estatura. Corriendo más adelante, se subió a un sicomoro para verlo, porque tenía que pasar por allí. Jesús, al llegar a aquel sitio, levantó los ojos y le dijo: «Zaqueo, date prisa y baja, porque es necesario que hoy me quede en tu casa». Él se dio prisa en bajar y lo recibió muy contento. Al ver esto, todos murmuraban diciendo: «Ha entrado a hospedarse en casa de un pecador». Pero Zaqueo, de pie, dijo al Señor: «Mira, Señor, la mitad de mis bienes se la doy a los pobres; y si he defraudado a alguno, le restituyo cuatro veces más». Jesús le dijo: «Hoy ha sido la salvación de esta casa, pues también este es hijo de Abrahán. Porque el Hijo del hombre ha venido a buscar y a salvar lo que estaba perdido».

Comentarios:

El evangelio puede estructurarse en tres partes:

a) la introducción (19,1-3), en la que sobresale la búsqueda de Jesús por parte de Zaqueo (19,3);

b) el encuentro de Jesús y Zaqueo en la calle (19,4-7), en la que hay una crítica por parte de los bien pensantes sobre el comportamiento de Jesús (19,7);

c) el diálogo de Jesús y Zaqueo en la casa (19,8-10), en la que hay una declaración del sentido de la misión de Jesús (19,9-10).

Los tres temas han ido apareciendo desde el capítulo 15 (cf. 15,1-6). Dos personajes destacan en el texto: Jesús y Zaqueo. Notemos el cambio en el orden de la presentación: Zaqueo-Jesús en la primera parte; Jesús-Zaqueo en la segunda; Zaqueo-Jesús, en la tercera. Todo viene originado por el deseo de Zaqueo de encontrarse con Jesús (1ª), todo descansa en el encuentro, en el que Jesús tiene la primacía (2ª), todo se transforma tras ese encuentro (3ª). Zaqueo (= Zacarías, “el justo” o “YHWH recuerda”) es presentado como jefe de publicanos, rico, bajo de estatura: demasiados obstáculos para “encontrarse” con Jesús. Pero buscaba verlo: nunca se está demasiado lejos de Jesús si late en el corazón un verdadero encuentro con él.

2. MEDITA...

¿Qué me dice Dios a través del texto? Atiende a tu interior. A las mociones (movimientos) y emociones que sientes. ¿Algún aspecto te parece dirigido por Dios a tu persona, a tu situación, a alguna de tus dimensiones?

Sugerencias:

“El punto de partida es la gratitud hacia Jesús por su actitud misericordiosa”

“Dos búsquedas, dos miradas se entrecruzan para hacer presente dicha salvación”

-          “Ayúdame a cambiar”

-          “Vivir con alegría la Fe”

3. CONTEMPLA Y REZA...

¿Qué le dices a Dios gracias a este texto? ¿Qué te mueve a decirle? ¿Peticiones, alabanza, acción de gracias, perdón, ayuda, entusiasmo, compromiso? Habla con Dios…

Sugerencias:

Señor,

entra en mi vida y ayúdame a cambiar.

Quiero olvidar las críticas que lanzo a los demás;

muros que dividen y me cierran a la fraternidad.

Quiero ofrecer el agua de la comprensión

a quienes condené al desierto de la soledad.

4. ACTÚA...

¿A qué te compromete el texto? ¿Qué ha movido la oración en tu interior? ¿Qué enseñanza encuentras? ¿Cómo hacer efectiva esa enseñanza?

5. COMPARTE...

Si la Lectio se hace en grupo, podéis compartir con sencillez lo que cada uno ha descubierto, para enriquecimiento del grupo.

6. DA GRACIAS...

Puedes acabar este momento con una oración: expresa a Dios lo que has vivido, dale gracias por lo que te ha manifestado, y pide al Espíritu que te haga pasar de la Palabra a la vida.

Ven, Espíritu Santo,

ilumina mi corazón para que pueda entender la Palabra,

conocer más a Jesús

y hacer que en mi vida camine con criterios evangélicos.

Fuente Oración: Evangelio al dia 2019 Ed. CCS

Infórmate

Hazte amigo nuestro en el

Síguenos en el

Seguir a webdepastoral en Twitter

Comparte este artículo