Unable to create /cache/mod_novasfh/sfh_56.xml configuration file.
Click here for more information.
Please update your Flash Player to view content.
Catalán

Lectio Divina, Pentecostés

Propuesta de Lectio Divina personal (o en grupo)
Pentecostés
_Ciclo C Jn 20,19-23

(A) ORACIÓN

ORACIÓN

Envía sobre nosotros, Señor, tu Espíritu Santo:
que disponga nuestro corazón para escuchar tu Palabra;
que nos conceda encontrarte en ella;
y que haga que esta Palabra se convierta en vida en nuestras personas.

(B) PASOS PARA LA MEDITACIÓN

1. LEE...

¿Qué dice el texto?

Atiende a todos los detalles posibles. Imagina la escena. Destaca todos los elementos que llaman la atención o te son muy significativos. Disfruta de la lectura atenta. Toma nota de todo lo que adviertas. Para la comprensión del texto te pueden servir los comentarios que te ofrecemos a continuación.

Texto (Jn 20,19-23)

Así que, siendo el atardecer de aquel día, el primero de la semana y estando cerradas las puertas donde estaban los discípulos, por miedo a los judíos, vino Jesús y se puso en medio, y les dice: “Paz a vosotros”. Y dicho esto, les mostró las manos y el costado. Así que los discípulos se alegraron al ver al Señor. Así que les dijo Jesús de nuevo: “Paz a vosotros. Como el Padre me envió, también yo os envío”. Y dicho esto, sopló y les dice: “Recibid el Espíritu Santo. A quienes perdonéis los pecados, les quedan perdonados; a quienes se los retengáis, les quedan retenidos.

Comentarios:

Volvemos al evangelio de Juan, texto privilegiado durante la Pascua. Estamos ante el primer final de dicho evangelio. Antes de nuestro texto, el evangelio ha relatado la escena del sepulcro vacío (Jn 20,1-10) y la aparición de Jesús a María Magdalena (20,11-18). Después se nos relatará la reacción de Tomás (20,24-29), la aparición de Jesús en el lago de Tiberíades (21,1-23) y el segundo final del evangelio, que concluye con una impresionante hipérbole acerca de las acciones del Resucitado, que deja abierta para el creyente la puerta de una relación abierta e interminable con Jesús, Señor de la Vida (21,24-25).

2. MEDITA...

¿Qué me dice Dios a través del texto? Atiende a tu interior. A las mociones (movimientos) y emociones que sientes. ¿Algún aspecto te parece dirigido por Dios a tu persona, a tu situación, a alguna de tus dimensiones?

Sugerencias:

* “La experiencia de la Presencia Viva del Resucitado inicia en los suyos un nuevo itinerario radicalmente transformado y transformador”

* “Regala las primicias de su Resurrección: la paz y el Espíritu Santo con el perdón de los pecados.”

  • ” Os doy la Paz”
  • “Recibid el Espíritu Santo”

3. CONTEMPLA Y REZA...

¿Qué le dices a Dios gracias a este texto? ¿Qué te mueve a decirle? ¿Peticiones, alabanza, acción de gracias, perdón, ayuda, entusiasmo, compromiso? Habla con Dios…

Sugerencias:

Que tu Espíritu descienda, como lluvia suave

sobre nuestra tierra reseca y nos ayude a ofrecer

cosechas de esperanza y alegría.

Que tu espíritu sea como la brisa callada

que invita al descanso y la paz,

a la generosidad y al perdón.

4. ACTÚA...

¿A qué te compromete el texto? ¿Qué ha movido la oración en tu interior? ¿Qué enseñanza encuentras? ¿Cómo hacer efectiva esa enseñanza?

5. COMPARTE...

Si la Lectio se hace en grupo, podéis compartir con sencillez lo que cada uno ha descubierto, para enriquecimiento del grupo.

6. DA GRACIAS...

Puedes acabar este momento con una oración: expresa a Dios lo que has vivido, dale gracias por lo que te ha manifestado, y pide al Espíritu que te haga pasar de la Palabra a la vida.

 

Ven, Espíritu Santo,

ilumina mi corazón para que pueda entender la Palabra,

conocer más a Jesús

y hacer que en mi vida camine con criterios evangélicos.

 

Fuente oración: Evangelio al dia Ed. CCS

 

Infórmate

Hazte amigo nuestro en el

Síguenos en el

Seguir a webdepastoral en Twitter

Comparte este artículo