Unable to create /cache/mod_novasfh/sfh_56.xml configuration file.
Click here for more information.
Please update your Flash Player to view content.
Catalán

Medito la palabra

Lo que Jesús pide al discípulo no es romper con la familia, lo que le pide es una disponibilidad total y absoluta. Jesús enuncia de manera incisiva el principio de la disponibilidad. No nos pide solamente que cumplamos los mandamientos, que seamos buenas personas... Nos pide que estemos disponibles, aun sabiendo el riesgo que puede suponer seguirle (la cruz).


Esa disponibilidad también pasa por renunciar a aquello que nos impide seguirle con libertad.

Son palabras que suenan “duras”, las de este evangelio; y que no son fáciles de olvidar. Pero nos inspira confianza el testimonio de multitud de cristianos y cristianas, felices de haber seguido con libertad la llamada de Jesús y de habérselo jugado todo por el Reino. Nadie que ha seguido a Jesús de verdad se ha sentido defraudado. Porque el Reino vale la pena, es fuente de gozo para quien lo acoge.

¿Qué consecuencias concretas suponen estas palabras para mi vida?

Infórmate

Hazte amigo nuestro en el

Síguenos en el

Seguir a webdepastoral en Twitter

Comparte este artículo